Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Funsol polvo 60g

Funsol polvo 60g

167821

Funsol polvo elimina el exceso de sudor y el mal olor de los pies

Stock:

7,35 €

Rich Snippets & Reviews
Califación(es) y opinión(es): farmacia365dias
4.5241
Media: 4.5 / 5 Basada en 4314 calificación(es) y opinión(es) de cliente.
Otras Categorías Relacionadas

Con más de 250.000 glándulas sudoríparas, es frecuente que nuestros pies a veces puedan sufrir de mal olor. Esta patología se suele asociar a una mala higiene podológica, pero en realidad hay muchos factores que pueden causar esta anomalía.

El mal olor en nuestros pies se produce cuando el sudor entra en contacto con las bacterias que tenemos en la piel, produciendo en su descomposición amonio y ácido graso compuestos que producen el mal olor.

Esta afección se conoce como Bromhidrosis, consiste en un exceso de sudoración. Existen diferentes factores relacionado con el exceso de sudor y por lo tanto del mal olor, de los cuales, muchos de ellos no están relacionados con la falta de higiene. Pueden ser:

Hormonales: normalmente sucede en la adolescencia o pubertad, ya que en esta época los cambios hormonales juegan un papel muy importante. Estos cambios vienen dados por descargas y cargas hormonales que dan a lugar a desechos, los cuales se eliminan por varias vías, entre ellas por las glándulas sudoríparas de nuestros pies.

Alimentación: hay algunos tipos de alimentos que cuando de degradan dan lugar a moléculas odoríferas que causan el mal olor y se eliminan mediante el sudor, como las especias, cebolla o ajo.

- Estrés y ansiedad: suelen provocar una liberación de hormonas que estimulan las glándulas del sudor.

- Infecciones por hongos y bacterias en los pies: una patología muy común es el pie de atleta o Tinea pedis, que suele afectar principalmente a deportistas o montañeros por el exceso de humedad que se les acumula en el interior del calzado.

-  Usar calzado o calcetines que no dejan transpirar la piel de nuestros pies.

 Funsol, antes conocida como Fungusol, se dedica a elaborar productos que nos ayudan a combatir y eliminar el mal olor de nuestros pies y actúan sobre la sudoración.

Un mal secado cuando salimos de la ducha o usar calzado cerrado durante muchas horas seguidas nos puede provocar este tipo de problema, por eso hay que tener una buena higiene y usar productos como Funsol Polvo para mejorar nuestro cuidado de los pies.

Se trata de un desodorante en polvo que elimina la excesiva sudoración en nuestros pies. Combate y elimina el mal olor de la zona.

Funsol Polvo favorece a la reducción de sudoración de los pies protegiendo del mal olor que esto provoca. Tras aplicar este desodorante se reducen los sudores y los olores desagradables y hace que la zona transpire y que se recupere el confort.

Su efectiva composición se basa en los siguientes activos:

- Óxido de Zinc: es ideal porque combate la humedad, la proliferación de bacterias y mantiene el área de nuestros pies fresca para evitar el mal olor.

Ácido bórico: tiene propiedades desinfectantes contra las bacterias y hongos responsables del mal olor. Se trata de un compuesto químico, ligeramente ácido, que se usa como antiséptico (entre muchos otros usos). Para combatir el pie de atleta o el olor excesivo de los pies, es 100% recomendable.

- Aerosil o silica: nos proporcionará el confort y comodidad al evitar el apelmazamiento del polvo en la piel, además tienen la capacidad de absorber la humedad.

La fórmula que utiliza Funsol Polvo ayuda a absorber la humedad, desinfectar, evitar la proliferación de microorganismos causantes del mal olor y reducir el apelmazamiento del mismo polvo.

MODO DE UTILIZACIÓN

Aplicar Funsol Polvo sobre los pies secos y limpios tras la ducha.

Espolvorear una o dos veces al día según necesidad sobre la planta del pie y el interior del zapato para una mayor eficacia.

INDICACIONES

Para aquellas personas que sufren problemas de sudoración excesiva en sus pies (por el calor, calzado u otros factores) y que les provoca malos olores.

Indicado en adultos y adolescentes a partir de los 12 años.