Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Filtro

Marca

Mostrar todo Ocultar

Precio

1 € - 15 €

Novedades

En Oferta

No hay opción disponible en este grupo

Promoción

No hay opción disponible en este grupo

Colutorio

Uno de los mejores complementos para mantener la zona bucal limpia son los colutorios. Sus propiedades antisépticas, astringentes, emolientes y analgésicas pueden acabar con la mayoría de los problemas ocasionados por la flora bacteriana sin control. Con 1 dosis al día, puedes disfrutar de 24 horas libre de gérmenes.

VER FILTROS

Si queremos una higiene bucodental completa, hay que incluir en los colutorios. Considera que por la boca entran muchos gérmenes y bacterias, así que la limpieza es esencial, de lo contrario la salud oral resultará afectada.

Los colutorios son básicos para asear puntos a los que no llega ningún cepillo. Al ser líquidos, enjuagan huecos y áreas de difícil acceso, haciendo que el cuidado sea acertado y se prevengan enfermedades como halitosis, gingivitis, caries o algún padecimiento periodontal que a la larga causaría la caída de los dientes.

Debido a la existencia de muchos tipos de colutorios, es bueno hablar con el dentista o farmacéutico cuál es el que más conviene, ya que la escogencia dependerá de lo que necesite cada paciente. En todo caso, lo correcto es usarlo una o dos veces al día, por lo menos 20 mililitros, haciendo que durante un minuto abarque todas las zonas bucales; tras el enjuague lavamos y sentiremos, además limpieza, aliento fresco.

Su protección se prolongará si no consumimos inmediatamente alimentos; si lo usamos todas las noches habrá menor salivación. La implementación de estos productos en la rutina de higiene, ayuda también a la disminución de placa bacteriana, fundamental para eliminar bacterias.

Colutorios con clorhexidina

Generalmente, los colutorios son indicados luego de cirugías bucales o colocación de implantes, cuando hay infecciones, si sufres de mal aliento, en caso de pacientes inmunocomprometidos, bocas secas, ortodoncia fija, prótesis fijas o removibles.

Los que contienen clorhexidina se caracterizan por sus propiedades antibacterianas, de allí que punteen como los más recetados, ya que aparte de controlar acaban con las bacterias que provocan la periodontitis y son antisépticos en caso de heridas o úlceras bucales.

No obstante, no puede abusarse de estos, ya que como efecto secundario el uso excesivo de colutorios con dicho componente tiende a manchar la superficie de los dientes, tornándolos de una coloración marrón o amarillenta, debido a que la sustancia se adhiere a los tejidos.

Lo recomendado, es que mientras se prolongue el tratamiento con el producto formulado con clorhexidina, se minimice el consumo de bebidas oscuras, así como de alimentos que manchen los dientes, para que exista menos riesgo.

Los más vendidos ­

  • Lacer fabrica colutorios con clorhexidina que garantizan acción antiplaca, pues la sustancia crea un depósito bacteriostático que protege la boca. También es antibacteriano, porque impide que crezcan microorganismos y destruye los microbios en concentraciones altas. No lleva alcohol y ayuda a tratar la gingivitis, así como otros padecimientos ya mencionados. ­
  • Perio Aid ofrece un tratamiento antiséptico que previene cualquier complicación que pueda producirse con las encías. Su posología con digluconato de clorhexidina al 0.12% brinda un amplio espectro de duración; gracias a su 0.05% de cloruro cetilpiridinio se refuerza el efecto de la clorhexidina para bajar la cantidad de placa bacteriana. La misma marca vende un colutorio para mantenimiento diario de la cavidad bucal, cuyo contenido de clorhexidina es de 0,05% y el mismo porcentaje de cetilpiridinio, ideal en la prevención de problemas o riesgos periodontales y periimplantarios o recidivas. Su uso es un par de veces al día, durante 30 segundos después de cepillarse.

Colutorios: básicos pero no únicos

Es importante tener claro que los colutorios para nada sustituyen por completo el cepillado de los dientes o el uso de hilo e interproximales. Se trata de un complemento o una ayuda en la cura de problemas bucales, como inflamación y sangrado.
No olvide consultar a su dentista o farmacéutico cuál de estos productos, según sus componentes, es el que más le beneficia.