Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Filtro

Marca

Mostrar todo Ocultar

Precio

4 € - 10 €

Novedades

En Oferta

No hay opción disponible en este grupo

Promoción

No hay opción disponible en este grupo

Nariz

El descuido de la nariz no deja oler ni respirar correctamente. En épocas de frío la sequedad nasal rompe vasos y causan sangrado. Durante alergias, la congestión también hace de las suyas. Diariamente podemos ayudar al óptimo estado de la nariz, aplicando un limpiador e hidratante de bases naturales.

VER FILTROS

Congestión nasal: cómo cuidar la nariz

La nariz es la puerta por la que el aire pasa hacia el tracto respiratorio. Su cuidado es importante, pues a través de ella se llevan a cabo funciones fundamentales.

Su trabajo es hacer que el aire entre y salga durante la respiración; al poseer vasos sanguíneos en la superficie, la sangre fluye por la nariz para calentar el aire respirado, igualmente lo humedece y deja que llegue a los pulmones

Los pelos en las fosas nasales ayudan a la limpieza, trabajando como filtros que retienen la suciedad o partículas para que no ingresen a los pulmones.

Pero a veces este órgano sufre afecciones, entre ellas la congestión nasal, es decir, la dificultad para el paso de aire a las fosas nasales y que es provocada por alguna bacteria o virus contraído durante un resfriado común, infección sinusal o gripe.

¿Es grave la congestión de la nariz?

Aunque suele aliviarse en una o dos semanas, hay señales que revelan la necesidad de visitar un médico.

En sí la congestión nasal es un síntoma, pero algunos factores la acompañan y es bueno que los conozcan para saber que estamos frente a una condición de menor gravedad.

Durante la congestión, es normal que la nariz busque eliminar mocos y sea necesario usar pañuelos para el secado constante; pero hay que ser cuidadosos, porque podríamos irritarla. Si durante las molestias observas un sangrado leve, apenas manchitas, no hay por qué alarmarse, quizás algunos vasos capilares dilatados terminaron rotos.

Según la causa, si es infecciosa la persona presenta dolores de cabeza y musculares, además de fiebre. Cuando es alérgica las molestias son los estornudos frecuentes, picor en los ojos y enrojecimiento de la nariz y los ojos.

¿Cuándo debo ir al médico por congestión nasal?

Generalmente pasa sola, pero si las incomodidades se mantienen en el tiempo difícilmente podremos respirar, en las noches será complicado descansar, probablemente roncaremos y tendremos despertares bruscos.

Sería más fácil respirar con la boca abierta, pero esta se resecaría y ganaríamos mal aliento. Una obstrucción de la nariz no nos deja oír con claridad y el tono de voz cambia a nasal.

A pesar de lo señalado, es un asunto manejable hasta el momento que la secreción tiene mal olor, sale por una sola fosa o su tonalidad no es blanca o amarilla. Entonces es hora de ir al médico.

Igual lo será si tosemos y la flema pasa a gris o amarilla verdosa, sentimos fiebre o llegamos hasta una tercera semana congestionados. Las hemorragias incontrolables no asociadas a una irritación nasal o un resfriado son otro motivo para visitar a un especialista.

Consejos para cuidar la nariz

La nariz es sumamente importante porque por ella respiramos, pero también identificamos olores que nos alertan sobre la presencia de sustancias en el aire que pudieran afectar la salud, así como aromas que evocan recuerdos.

Hay que cuidarla y mantenerla liberada de obstrucciones. Para ello hay claves básicas: ­

  1. Sonarla bien, no presionando los dos lados sino uno al momento que se sopla por el otro. Al terminar, se repite lo mismo por la segunda fosa. El resultado es un vaciado correcto. ­
  2. Evitar el uso constante de aerosoles, a menos que el médico lo indique. ­
  3. Respirar por la nariz, para calentar y humedecer el aire. Cada cierto tiempo, hazlo profundo. ­
  4. Opta por baños de vapor, en caso de resfriados. Harán que tu nariz esté descansada. ­
  5. Estornuda si quieres. Contenerlo comprime el aire y este se va a los senos nasales.

En nuestra parafarmacia online podrás encontrar una selección de productos para cuidar tu nariz:

  • Soluciones salinas como Rhinomer baby y Rhinomer fuerza 1,2 y 3.
  • Aboca Fitonasal que lleva un complejo activo natural que descongestiona y protege la mucosa.
  • Bisolviral es un spray que forma una capa protectora en nuestra nariz que frena la diseminación y multiplicación de los virus, hidratando a la vez las fosas nasales.