Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Filtro

Marca

Mostrar todo Ocultar

Precio

1 € - 39 €

Novedades

En Oferta

No hay opción disponible en este grupo

Promoción

No hay opción disponible en este grupo

Digestiones

Las malas digestiones pueden ocasionarnos problemas muy frecuentes como gases, reflujo, acidez, hinchazón abdominal, diarreas... El uso periódico de productos que contengan probióticos puede ayudarnos a restablecer nuestra flora intestinal y evitar estos molestos problemas que todos hemos sufrido alguna vez. Algunos productos naturales que contengan plantas como melisa, manzanilla, hinojo, pueden ayudar también a mejorar tu digestión.

VER FILTROS

La descomposición de los alimentos y su transformación en nutrientes para aportar energía, es lo que conocemos como digestión. Si esta no se lleva a cabo correctamente, el cuerpo no genera las toxinas necesarias ni se gana la fuerza requerida para las actividades diarias.

La mala digestión causa problemas como gastroenteritis, diarrea, fatiga y la carencia de vitaminas.

Es importante conocer que todo el proceso comienza en la boca, masticando con calma y salivando los bocados, así como distribuyendo las comidas en porciones adecuadas, para no generar malestares por gases, que la digestión no sea lenta y no padecer reflujo o acidez.

Una manera de ayudar con la digestión, es recurriendo a los probióticos o suplementos que ayudan al buen funcionamiento de la flora intestinal y regulan la tarea del aparato digestivo. A continuación recomendamos los más comprados para una buena digestión.

¿Qué productos ayudan a regular la digestión?

  1. Bianacid es un producto especial para aliviar los síntomas de la pesadez, el ardor estomacal y los dolores. Protege tanto el esófago como el estómago. Contiene componentes minerales y vegetales que se fusionan hasta formar una barrera para prevenir la irritación o inflamación de la mucosa. Los comprimidos de Binacid se disuelven en la boca. Las dosis dependerán de lo que sienta el paciente, de hecho pueden repetirse varias veces en un mismo día; por ejemplo, uno en la mañana y otro en la noche para tratar el reflujo gastroesfofágico.
  2. Colilen es el producto indicado para mejorar los síntomas del intestino irritable. Sus cápsulas se ingieren (un par) por lo menos tres veces al día, mucho antes o después de las comidas. Quienes sienten distensión, malestar abdominal, hinchazón y notan que sus heces son distintas a lo regular, encuentran mejoras con Colilen. Está hecho para curar también trastornos del colon. 
  3. Reishi Balance es un regulador natural de la digestión y del intestino. Sus propiedades se obtienen de hongos, están libres de alérgenos y son gastrorresistentes; al presentarse como cápsulas microgranuladas, su concentración es más efectiva. Su aporte es antiinflamatorio y regenerativo, llegando a mejorar eficazmente el estreñimiento, las flatulencias, intolerancias, etc. 
  4. Protránsitus es un probiótico que gracias a su cepa Lactobacillus regula el ritmo intestinal. Este complemento refuerza la flora bacteriana, cuidando las defensas y previniendo que la persona padezca otras enfermedades. 
  5. Symbioram funciona equilibrando la flora intestinal, potenciando las defensas y mejorando el metabolismo. Su composición lleva ácido fólico, vitaminas del complejo B, zinc y niacina. Se le considera un complemento alimenticio, favorable tanto para el sistema digestivo como inmunológico. 
  6. Casenbiotic se trata de otro probiótico digestivo, disponible tanto en pastillas masticables como en sobres. Lo recomiendan comúnmente para tratar cuadros diarreicos, consecuencia de agentes patógenos intestinales. Puede suministrarse a niños y bebés, mezclándose con papillas. Diluido en yogures tiene un efecto positivo en el organismo. 
  7. Arkobiotics está hecho con fermentos lácticos que además de beneficiar al sistema digestivo, hacen lo propio con el inmunitario. Supraflor Intens viene en sobres que se disuelven para consumir con agua, leche o yogur. 
  8. Nutira ayuda a tolerar la lactosa, descomponiéndola para evitar malestares. Su consumo hace digerible la ingesta de leche y sus derivados, así como los fármacos que llevan lactosa. Viene en varias presentaciones: Forte, en cápsulas para tratar molestias de moderadas a fuertes; Forte To Go, en comprimidos; y las masticables cuando los malestares son débiles. Todas se ingieren antes de cualquier comida que contenga lactosa. Así como se recomiendan los suplementos, la mejor manera de cuidar las digestiones, es siendo cautelosos con la alimentación, apostando siempre a lo sano y no cayendo en los excesos.