Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Filtro

Marca

Mostrar todo Ocultar

Precio

5 € - 27 €

Novedades

En Oferta

No hay opción disponible en este grupo

Promoción

No hay opción disponible en este grupo

Cuidado circulatorio

El cuidado circulatorio es importante para llevar oxígeno y nutrientes a las células, eliminar los desechos metabólicos por la orina y el aire que exhalamos, regular la temperatura corporal y defendernos de enfermedades. Los cuidados del sistema circulatorio están vinculados a una dieta pobre en grasas y rica en frutas, no fumar, hacer ejercicio y mantener un peso adecuado. La medicina natural ayuda a controlar el cuidado circulatorio.

VER FILTROS

Preste atención a su aparato circulatorio

El oxígeno, hormonas y nutrientes que viajan por nuestro cuerpo usan como vía el sistema o aparato circulatorio. Su motor es el corazón, porque mantiene a la sangre constantemente en movimiento para que lleve a cada célula lo que necesita. Para que este engranaje trabaje como debe ser, hay que prestar mucha atención al cuidado circulatorio.

Además de ocuparse de llevar la sangre por el torrente sanguíneo, también acopia los desechos que elimina por la orina, el aire exhalado o el sudor. Gracias al aparato circulatorio se regula la temperatura y creamos la defensa contra enfermedades.

Si descuidamos el tránsito de la sangre por el organismo, el cuerpo sufría daños severos. De ahí que no abusemos de malos hábitos, controlemos lo que hacemos y pongamos más atención a los alimentos que ingerimos.

¿Qué pasa si ignoramos el cuidado circulatorio?

Cuando dejamos que este sistema opere a su suerte, corremos riesgo de padecer un infarto o angina de pecho, hipertensión, hipotensión, insuficiencia cardiaca, problemas de hemorroides, descontrol del colesterol, brote de várices, taquicardias y arteriosclerosis, por mencionar algunas patologías.

Prevenimos tales escenarios con una alimentación saludable, cargada de nutrientes indispensables para el organismo y que aportan energía para nuestras tareas diarias.

¿Cómo ayudamos a circular la sangre?

También hay que hacer actividad física, porque es la manera de que el cuerpo esté en movimiento. No tiene que ser estrictamente una rutina de gimnasio; bailar, nadar, bicicleta, yoga, correr y hasta los quehaceres del hogar funcionan si lo que se quiere es estar activo. Si dedicamos media hora, tres días a la semana a estas actividades, colaboramos con el cuidado circulatorio.

También ayuda dormir elevando los pies ligeramente, para ello usas un cojín debajo de estos, ya que así la sangre retorna con mayor facilidad.

Siempre es importante estar en control con especialistas, para asegurarnos de contar con un aparato circulatorio sano. Las visitas al médico tiene que ser por lo menos una vez al año, sobre todo si hay señales alertando como piernas cansadas, moratones en la piel y dificultades para respirar.

Recomendaciones para el cuidado circulatorio

Los consejos para ayudar a que la sangre circule correctamente por el organismo son simples:

  •  No fumar.
  •  Hacer ejercicio varias veces en la semana.
  •  Respetar una dieta libre de grasas saturadas y preferir las verduras, frutas y vegetales.
  •  No consumir alcohol.
  •  Cuidar el peso.
  •  No usar estimulantes y mucho menos drogas.
  •  Evitar el estrés.

Alternativas naturales para mejorar el flujo sanguíneo

La infusión de romero elimina las toxinas e impide que se creen trombos en el sistema circulatorio; esta bebida puede ser de consumo diario.

Pimienta de cayena ayuda a expulsar el exceso de lípidos y ayuda a la correcta circulación. Los vapores de aceites esenciales también relajan, haciendo que la sangre corra por el torrente sin complicaciones.

Otras plantas beneficiosas en la circulación

La raíz de jengibre posee propiedades antiinflamatorias y también anticoagulantes. Como verás, la naturaleza brinda plantas aliadas para el cuidado circulatorio.

El ginkgo se caracteriza por mejorar la circulación cerebral y periférica; castaño de indias (planta o en capsulas) cura la hinchazón y auxilia la circulación venosa al igual que el rusco, muy buena para las várices.

El estrés perjudica la circulación, pero lo bajamos con espino blanco o melisa, reguladores de la ansiedad.