Acceso
Crear una cuenta

Escribe tu email para crear una cuenta.

Filtro

Marca

Mostrar todo Ocultar

Precio

1 € - 55 €

Novedades

En Oferta

Promoción

Vitaminas

Si algo necesita el cuerpo para regular sus funciones, son vitaminas. No consumir suficientes genera afecciones, debido a que ellas metabolizan grasas, proteínas e hidratos de carbono. El desarrollo y crecimiento del ser humano se entorpecería sin estoscomponentes.

Son importantes para la formación de células y tejidos, así como hormonas, sustancias químicas del sistema nervioso y material genético. El organismoproduce naturalmente la vitamina D, el resto lo obtenemos de alimentos y complementos de distribución comercial.

VER FILTROS

¿Qué son y de dónde obtengo las vitaminas?

Las vitaminas son sustancias complejas pero esenciales para el organismo. Debemos integrarlas en nuestra dieta, en cantidades necesarias, porque con ellas es posible el crecimiento y desarrollo del ser humano, así como el funcionamiento celular normal.

Es gracias a estas que el cuerpo trabaja correctamente. Su deficiencia altera funciones biológicas y metabólicas, dando paso a enfermedades graves, entre otras el raquitismo, anemia, ... 

Tipos de vitaminas

Para asegurar su presencia en el organismo, hay que consumir muchas frutas y verduras, legumbres, granos integrales, lácteos, etc., así como complementos vitamínicos.

Hay una lista de vitaminas que estrictamente debe recibir el cuerpo, de lo contrario no funcionaría bien. Hablamos de las vitaminas A, C, D, E, K, B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), B3 Niacina), B5 (Ácido Pantoténico), B7 (Biotina), B6, B12 (Cianocobalamina) y B9 (Ácido Fólico/ Folato).

Se clasifican en liposolubles e hidrosolubles. Las primeras (A, D, E y K) son almacenadas en el tejido graso del cuerpo, lo cual facilita su absorción. Las segundas son empleadas diariamente por el cuerpo y lo que sobra se expulsa por la orina; la única de estas que puede quedarse en el hígado por mucho tiempo, es la B12.

Funciones de las vitaminas en el cuerpo ­

  • Vitamina A: Es necesaria para el mantenimiento de la piel, el cabello, regeneración de uñas, mejor visión, favorecer la reproducción y potenciar el crecimiento óseo. Está en las frutas amarillas, verdes y rojas; legumbres, huevos, mantequilla, leche, hígado de bacalao. ­
  • Vitamina B: El complejo que va de la B1 hasta la 12 metaboliza proteínas, lípidos y glúcidos, produce glóbulos rojos, favorece el sistema inmunológico y el nervioso, defensas, mucosas y generan las hormonas que se ocupan del crecimiento de pelo, piel y uñas. Son hidrosolubles, es decir, no se almacenan, así que no deben faltar. Hállalas en levaduras, cereales, lácteos y ciertas frutas. En el caso de la B12, presente en alimentos de origen animal, se presenta para los veganos en levadura de cerveza, setas, algas, soja y germen del trigo.
  • Vitamina C: Como es hidrosoluble, no puede faltar en la dieta. Se necesita para el sistema inmunitario, paredes venosas, arterias, agudeza visual, tejido conjuntivo, encías y sistema nervioso. Nos ayuda a estar concentrados y de buen humor, también a dormir y resistir el estrés. Además aporta antioxidantes. Las frutas cítricas, fresas, espinacas, kiwis e hinojo la contienen.
  • Vitamina D: Es particular porque se forma debajo de la piel gracias a los rayos del sol. En invierno, hay que aportarle un poco de esta a la alimentación. Es fundamental para darle fuerzas al sistema nervioso e inmunitario, huesos, dientes, relajarnos, promover el optimismo, transportar insulina y fosfato. Se consume en el salmón y anguilas, pescados grasos; aceite de hígado de bacalao, setas y cereales integrales.
  • Vitamina E: Al ser antioxidante blinda las células de los radicales libres y es un escudo contra la arteriosclerosis, envejecimiento prematuro e inflamaciones. Por ella contamos con un buen riego sanguíneo, mejor visión y las mujeres son más fértiles. Se encuentra en avellanas, almendras, nueces, pistachos, avena y pan integral, aguacate, aceite de girasol, germen de trigo o soja.
  • Vitamina K: Liposoluble y fundamental para llevar a cabo la coagulación y procesos de la masa ósea. Ingiérela en la carne de aves de corral, lácteos, hierbas aromáticas, verduras de hoja verde.
  • Ácido fólico: Con esta se sintetizan los componentes del código genético y se forma el tejido nervioso del embrión.

Otra manera de consumir vitaminas

El aporte natural de vitaminas es por los alimentos; ciertamente representa la mejor manera de consumirlas. Pero existe otra forma. Se trata de los suplementos vitamínicos, muchas veces recomendados para tratamientos o afecciones.

Es un método sintético y válido de aportarle al cuerpo lo que necesita. ¿Cómo y dónde las encuentro?

Pharmaton es uno de los productos científicamente aprobado indicado para reponer energías y levantarse del desgaste por sobrecarga de trabajo, estudios, convalecencia, anemia, etc. Posee ginseng G115 de efecto tónico para activar la energía en el organismo; permite que el cerebro y músculos usen mejor el oxígeno y batalla contra el cansancio mental y físico. Las personas hipertensas o nerviosas deben evitar componentes estimulantes como el ginseng.

Supradyn es un complemento con 12 minerales, 13 vitaminas y coenzima Q10, lo cual favorece la liberación natural de energía. La Q10 es responsable del 95% de energía que mueve nuestro cuerpo; con los años disminuye, por eso hay que ayudar al organismo aportándosela con estos comprimidos.

Arko Real Jalea es la alternativa sin azúcares. Son ampollas naturales de vitaminas A y B, con las funciones que corresponden a tales grupos. Cada ampolla se bebe diluida en agua o zumo.

¿Y si no las tomo?

Quienes eluden las vitaminas perjudican al organismo. Su día estaría falto de energía y los padecimientos de salud serían frecuentes.

Nadie quiere andar débil, cansado, con músculos flojos y metabolismo alterado. La mala alimentación causa muchas enfermedades, al mismo tiempo se traduce en la carencia de vitaminas, así que para la buena salud hay que cuidar lo que comemos.

En cuanto a los suplementos, no todos pueden ingerirlos. Es necesario presentar déficit para que los puedan indicar; en todo caso, la instrucción debe venir de un especialista. Si no están indicados se corre el riesgo de efectos secundarios como daños cardiovasculares, dermatitis, coagulación alterada, dolor óseo, urticaria y otras complicaciones.

Cuando te ordenen suplementos, equilíbralos con la dieta.

El equipo farmacéutico de farmacia365dias puede aconsejarte en el tipo de complejo vitamínico más adecuado para ti.