Cómo curar hematomas o moratones producidos por golpes

Golpe caida

Golpe caída

¿Quién no ha tenido una lesión alguna vez? Un golpe puede amargar a más de una persona, no solo por el dolor que produce en el instante, sino por esa antiestética figura de color, técnicamente conocida como hematoma, que queda visible en la piel durante largo tiempo. Por eso, es imprescindible saber cómo llevar a cabo un buen cuidado muscular para tratar de cuidar nuestra salúd.

Según la Wikipedia un hematoma es:

Un hematoma (del griego haimato-, «sangre» + -ōma, «tumor») es la acumulación de sangre causada por una hemorragia interna (rotura de vasos capilares, sin que la sangre llegue a la superficie corporal) que aparece generalmente como respuesta corporal resultante de un golpe, una contusión o una magulladura.

¿Cómo tratar y curar los golpes?

Antes de nada, debes saber que, cuando te das un golpe, se produce una rotura de los vasos sanguíneos y la sangre del interior se extravasa, quedando atrapada en la piel. Esta sangre va cambiando de coloración conforme pasan los días debido al pigmento que contiene (la llamada bilirrubina). Entonces, tendremos que incidir en algunos puntos para mejorar su curación y tener una buena salúd corporal.

Sigue los siguientes pasos para acelerar el proceso de curación de un golpe y aprende a tratarlos de forma correcta:

  • Coloca un poco de hielo en la zona lesionada durante 10 minutos. Para evitar quemaduras en la piel, no lo apliques directamente, sino introducido en una bolsa.
  • Comprime la zona del moratón si ves que está muy inflamada, pero no ajustes demasiado.
  • Moviliza poco a poco la articulación o el músculo que ha sido afectado. Recomendamos hacerlo para favorecer el drenaje de líquidos y las sustancias producidas por el mismo golpe. También es aconsejable dejarla elevada.

Intenta hacer varias veces al día los dos últimos pasos. Puedes realizar incluso un leve masaje en la zona del hematoma.

Aplicación de hielo en un golpe

Aplicación de hielo en un golpe

Plantas que ayudan a curar

Puedes añadirlas a las recomendaciones anteriores para acelerar la cicatrización y el drenaje de la sangre. Está claro que algunas te sonarán por sus valiosos beneficios.

Aloe vera

Te aconsejamos utilizar el Aloe vera por sus poderosas propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias. Contiene compuestos que ayudan a tratar los golpes y las contusiones, mientras favorece la regeneración de las capas de tejido destruidas. En todo caso, puedes usar la pulpa de esta planta sobre la zona lesionada durante tres veces al día, masajeando levemente.

Árnica

Tiene propiedades analgésicas, por lo que reducirá el dolor. Además, gracias a la helenalina y la dihifrohelenanina, puede ayudarte a recuperar el color de la región afectada más rápidamente. Por otra parte, actúa también como un antiinflamatorio natural.

Vinagre de manzana para la zona del moratón

Aplicando un chorrito de vinagre de manzana sobre la zona, vas a conseguir que la sangre extra vasada se drene más rápidamente y que se reduzca el moratón. Aplícatelo tres veces al día masajeando suavemente.

Si llega el caso de que, a pesar del cuidado muscular, ves que cada vez el hematoma te duele más y los bordes van creciendo de forma irregular, es imprescindible que visites a un médico. Por último, no olvides que los golpes en la cabeza tienen un tratamiento distinto, sobre todo si hay pérdida de consciencia. En este último caso, también va a ser necesario acudir a un especialista.

Dejar un comentario