Tipos de vitaminas

Tipos de vitaminas, características y funciones

Las vitaminas liposolubles e hidrosolubles son muy importantes para el funcionamiento celular, el crecimiento, el mantenimiento energético y el equilibrio emocional. A continuación, te informamos acerca de cuáles son los tipos y las funciones que realizan las vitaminas.

Tipos de vitaminas

Lo primero de todo, ¿sabes que son las vitaminas? Se definen como sustancias orgánicas de estructura heterogénea que están presentes en los alimentos en pequeñas cantidades para el correcto funcionamiento del organismo.

Si tienes carencia de vitaminas en la alimentación puede producir transtornos, si por el contrario tienes carencia total de alguna vitamina te podría provocar enfermedades graves. Por tanto el papel de las vitaminas es primordial para el cuerpo humano, ya son necesarias para nuestro crecimiento y para tener una buena salúd, son las encargadas de regular el sistema metabólico y regular el sistema nervioso. Es importante diferenciarlas de los complementos alimenticios, ya que no tienen nada que ver.

Las vitaminas las podemos clasificar en dos grandes grupos, vitaminas liposolubles o hidrosolubles, tal como os explicamos abajo.

Vitaminas liposolubles

Las vitaminas liposolubles se disuelven en aceites y grasas, se transportan en lípidos y son complicadas de eliminar.

  • A o retinol: Colabora en la formación y el mantenimiento de la piel, dientes, mucosas, huesos y sistema inmunitario.
  • D: También conocida como la vitamina del sol, que se consigue mayormente a través de los rayos ultravioletas.
  • E o tocoferol: Ayuda a evitar la oxidación de las células del sistema nervioso, cardiovascular y muscular, además de formar glóbulos rojos.
  • K o fitomenadiona: Interviene en la coagulación sanguínea y no es necesario conservarla en gran cantidad al tener el poder de regenerarse.
vitaminas

vitaminas imprescindibles

Vitaminas hidrosolubles

Las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua en mayor o menor cantidad y las cantidades en exceso las eliminan los riñones.

  • B1 o tiamina: Participa en el metabolismo glúcido y en el sistema nervioso, además, ayuda a ciertas células a transformar los carbohidratos en energía.
  • B2 o riboflavina: Colabora en la expulsión de energía, crecimiento desde el punto de vista corporal, formación de glóbulos rojos y mantenimiento de una buena salud ocular.
  • B3 o niacina: Participa en el metabolismo energético de lípidos, aminoácidos y carbohidratos, siendo una de las funciones de las vitaminas más importantes.
  • B5 o ácido pantoténico: Es fundamental para el metabolismo de los alimentos e interviene en algunos procesos de la síntesis de lípidos, la hemoglobina y la hormona tiroidea.
  • B6 o piridoxina: Colabora en el metabolismo de los ácidos grasos y las proteínas, además de ser precisa en la regulación del SNC.
  • B8 o biotina: Es necesaria para la piel y el aparato circulatorio, además, colabora en la obtención de energía y en el mantenimiento de la temperatura del cuerpo.
  • B9 o ácido fólico: Ayuda a conservar estable la creación del tracto intestinal y es muy importante para la reparación de las células.B12 o cianocobalamina: Es fundamental para el metabolismo de las proteínas, la creación de células en la médula ósea y la prevención de la anemia.
  • C o ácido ascórbico: Actúa como antioxidante al ayudar a que las células estén bien protegidas por motivo de los radicales libres. A su vez, te ayuda a la cicatrización.

En definitiva, las vitaminas liposolubles e hidrosolubles son fundamentales para el crecimiento, el funcionamiento celular y el desarrollo normal. ¡Ten esto en cuenta!

Dejar un comentario